Caso de inquilinato

    1. La Ley de Inquilinato de 1978 no se adapta a la realidad actual. De su lado, los juicios para cobro de arriendos son muy demorados y generan un incentivo al inquilino a quedarse viviendo en el inmueble mientras dure el juicio, sin pagar.

    2. Nuestra cliente nos presentó el caso tras dos meses de no cobrar arriendos. Mediante negociación directa y mediación administrada, las partes acordaron la devolución del inmueble, que ocurrió el mismo día de la mediación.