Foto: Tom Woodward https://www.flickr.com/photos/bionicteaching/

Procedimiento administrativo de protección a la niñez. Preliminar

Foto: Tom Woodward https://www.flickr.com/photos/bionicteaching/Foto: Tom Woodward

El Procedimiento Administrativo de la Niñez y Adolescencia: Una mirada desde el ejercicio pleno de los derechos humanos de los sujetos procedimentales

Por: Ab. Ma. Lourdes Miranda

INTRODUCCIÓN

En el marco del Estado Constitucional de Derechos y Justicia, el ejercicio del poder público encuentra su razón fundamental de ser en el respeto y garantía de los derechos humanos. Hoy por hoy, ante el replanteamiento del rol del Estado, constituye un reto estatal primordial el que las reformas constitucionales y legales se vean acompañadas de institucionalidades y procedimientos en los que se precautele la verdadera vigencia de los derechos de las personas.

Siendo la niñez y adolescencia un grupo de atención prioritaria, la Carta Constitucional y el Código Orgánico que rige la materia contemplan, además de un catálogo de derechos, una serie de mecanismos de exigibilidad, a través de los que se pretende que las prerrogativas fundamentales sean más que meras declaraciones.

En este orden de ideas, el Procedimiento Administrativo de Protección de Derechos ha sido concebido como el medio expedito y desjudicializado por medio del que las amenazas o vulneraciones de los derechos de niños, niñas y adolescentes sean efectivamente protegidos y restituidos. Para dar vida a estos postulados, el Estado, a través del Consejo Nacional y los Consejos Cantonales de la Niñez y Adolescencia, ha emprendido desde 2007 la tarea no exenta de obstáculos y retos de crear los organismos de exigibilidad de derechos, fundamentalmente, las Juntas Cantonales de Protección de Derechos (Como se abordará más adelante, los Jueces de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia gozan de la competencia concurrente de sustanciar procedimientos administrativos de protección cuando se trata de casos de amenaza o vulneración de derechos).

Transcurridos 8 años desde la aprobación del Código de la Niñez y Adolescencia, los casos conocidos por estos órganos son miles y las resoluciones correspondientes han cobrado trascendencia social y jurídica en cuanto a la protección de derechos humanos).

No obstante, el Sistema Nacional de Protección de Derechos constituye un proceso en construcción, por lo que aún existe camino por recorrer y cuestiones por afinar. En la materia objeto de nuestro estudio, en la práctica, la inobservancia de las normas constitucionales que rigen el debido proceso, así como una inadecuada y, en algunos casos, arbitraria interpretación del Principio del Interés Superior del Niño, ha dado lugar a que en el Procedimiento Administrativo de Protección de Derechos se soslayen los derechos de los sujetos procedimentales; a su vez, en otros casos, el procedimiento ha sido desnaturalizado, pues se han usado normas correspondientes al Procedimiento Civil. Todos estos fenómenos obedecen a la falta de aplicación directa e inmediata de la Constitución de la República, del enfoque de derechos y la Doctrina de Protección Integral que rigen en la materia.

En este contexto, el objetivo central del presente trabajo es plantear la forma en que, con base en las normas constitucionales, se puede llevar a cabo un Procedimiento Administrativo que proteja y restituya verdaderamente los derechos de la niñez y adolescencia, sin que ello implique una vulneración de las facultades de los sujetos procedimentales.

Se ha preparado este ensayo en tres secciones o capítulos:

  • CAPITULO I: Abordamos el régimen jurídico del procedimiento administrativo estableciendo su naturaleza, los principios que gobiernan la materia y en base a tales presupuestos pasamos a analizar las diferencias entre procedimiento administrativo y el proceso judicial.
  • CAPÍTULO II: Tratamos el procedimiento administrativo de protección de derechos, partiendo de los mecanismos de exigibilidad derechos contemplados en la Constitución de la República y el Código de la Niñez y Adolescencia. Aterrizamos en un análisis descriptivo de los sujetos del procedimiento administrativo de protección de derechos y las etapas del mismo.
  • CAPÍTULO III: Nos referimos a la forma de sustanciar el procedimiento administrativo de protección coherentemente con los derechos humanos, para ello, analizamos las violaciones más recurrentes del debido proceso y aplicación jurídica del interés superior del niño.
  • CAPÍTULO IV: Establecemos las conclusiones y recomendaciones correspondientes al tema de análisis.